El lazo al cuello

Después del choker (que ha bajado algún puesto) llega el pañuelo. Aunque este complemento que arrasa esta temporada tiene mil y una posibilidades, es verdad que llevarlo al cuello es un tip perfecto para aportar a los looks un toque extra de fuerza y rollo.

Pequeños pañuelos, con diferentes estampados y colores que vemos en los looks de la calle pero también hemos visto en pasarela. Perfecto para combinar con prendas básicas, aportan color y personalidad, destacando especialmente con el denim, o los total black o white.

Su gran aliado siempre ha sido y será la camisa working, con un toque masculino y sexy a la vez.

Pero por supuesto, esta temporada no nos quedamos ahí. Una de las combinaciones más recurrentes y que hacen destacar en especial el complemento es llevarlo con un escote destacado o con hombros al aire. De ese modo, alargará nuestra parte superior.

Si lo que queremos es un look cañero y rompedor, nada mejor que las camisetas rock con el pañuelo al más puro estilo bandana motera. Si le añadimos un sombrero, un toque especial más!

a220c010666f6792f53ecd505a03e3f5

Aunque los modelos y estampados son innumerables,  el que destaca entre las it girls que marcan tendencia es sin duda el rojo, por su capacidad de encender cualquier look.

Pero no pensemos que solo en nuestro día a día más social y urbano aparece el pañuelo. En ambientes más sofisticados y elegantes podemos usarlo con estampados más discretos y en tejidos como la seda. Personalmente me recuerda a mi madre en tiempos pasados.

Y si pensábamos que con un simple gesto de nudo era suficiente, de nuevo descubrimos que todo va más allá, que se lleva holgado, con el nudo lateral, con nudo escondido tras el pelo al más puro estilo choker… cada look tiene su compañero ideal.

Y si no quieres echarte el lazo al cuello, lo podrás reutilizar en el pelo, como complemento en el bolso… Un accesorio clave esta temporada en nuestro vestidor.

 

SPRING DECO

Aunque parecía que estaba muy lejos, la PRIMAVERA ya está aquí. Y, aunque es verdad que no todo es sol y calor, sí que empezamos a ver más rayos de sol y temperaturas más gustosas. Y con todo esto, llega el cambio de armario, nos apetece ropa más ligera, alegre y radiante. ¿Y nuestra casa? A ella también le apetece cambiar y nos lo pide a gritos.

Estamos ansiosos por dejar de lado las mantas de pelo y los colores tierra y apagados, para aportar luminosidad a nuestros espacios con tonos claros y vibrantes.

Lo primero que nos viene a la cabeza y es un halo de luz en cualquier casa, son las plantas, dan color de primavera y, personalmente aportan felicidad y positividad. Según el espacio que tengamos podremos elegir pequeños detalles verdes, o maxi plantas que nos lleven al jardín de las delicias!

Este año, al igual que en la ropa, podremos apostar por el color, en concreto los más vivos y llamativos. Si, como a mi, os gustan los espacios más neutros, podréis darle un toque diferente con artículos llamativos.

Pero tranquil@s! Si sois de mi clan (esos que lo decoramos todo en blanco/gris o blanco/negro), también es válido para esta estación y no resta calidez ni luz a nuestra casa.

Otra genial opción que nos traslada la mente hacia el campo y el trigo, son las piezas de mimbre que, además de decorativas, pueden ser muy funcionales.

Y, para terminar, algo a lo que damos aquí mucha importancia: nuestros espacios de trabajo, donde pasamos horas exprimiendo nuestros cerebros y creando ideas. ¿No es este un lugar dónde nos apetece tener la mayor frescura?

Estas son claves sencillas y fáciles de adquirir y adaptar a nuestra casa, sea un palacete o un pequeño y acogedor piso. Algunas ideas perfectas las podemos encontrar en Zara Home…

(Colcha, alfombra, cesta combinada)

… y en Maisons du Monde:

(Decoración pared, jarrón, funda cojín)

¡Ha llegado el momento de darle a nuestra casa la alegría que se merece y que ella también tenga una sonrisa!